El topónimo de Ledigos le viene dado del topónimo de persona (antropónimo) latino Letificus, como demuestra la documentación de la catedral de Palencia de los siglos XI-XIII y no de pequeñas laderas y por estar sus cerros arrimados a unos costerones. En realidad se trata del lugar del “lugar o villa del señor Letifico”.

Es Ledigos una villa del camino de Santiago pues por ser jurisdicción pasaba desde el término municipal de Calzadilla de la Cueza y perteneciendo por largo tiempo al obispado de León.

A lo largo de la historia siempre Ledigos tuvo el act8ual templo parroquial consagrado al apóstol Santiago y que a lo largo del siglo XIII, era propiedad de la iglesia de Santiago de Compostela y antes donada por la reina Doña Urraca al apóstol. Así tanto el Santo titular como su pertenecía a la mitra de Compostela unen a Ledigos con las peregrinaciones.
Según la documentación de la villa, en Ledigos existió una ermita bajo la adoración de Nuestra Señora de Vallejera a unos 1.400 metros del pueblo. Santa María de Vallejera fue un lugar poblado que, según la documentación del siglo XI, era dependiente de San Salvador del Moral.

También dispuso esta villa de un hospital ubicado al lado del Camino de Santiago, estaba bajo la advocación de San Lázaro y que acogía a los peregrinos, siendo demolido en 1752 y utilizada su piedra, madera y clavazón en la ermita de Nuestra Señora de Vallejera y cuya cofradía era propiedad del hospital.

La iglesia parroquial de Santiago es de ladrillo y con una nave cubierta con bóveda de arista. En el lado del Evangelio destacan dos retablos neoclásicos, uno con un Cristo del siglo XVII y otro con pinturas del siglo XVI. El retablo mayor del presbiterio es rococó con varias esculturas del siglo XVI-XVII y XVIII. A su vez el retablo de la Epístola es barroco de mediados del siglo XVII.

Por el término municipio de Ledigos transcurre la cañada real leonesa que la a partido en dos la nueva autovía León-Burgos. Al su de la localidad se conserva una interesante arquitectura popular, varios palomares entre tapias.